Tomás de Aquino, un hombre longevo, elegante y alegre

El 7 de marzo de 1918 nació, en el municipio de Plato, Magdalena, Tomás de Aquino Altamar De Ángel. Un hombre que, a pesar de su longevidad, se le ve vigoroso. Aún habla con muchos ánimos y camina con una energía que parece juvenil.

Altamar De Ángel, nació en un hogar humilde en el corregimiento de Zárate. Cuenta que fue criado por sus abuelos maternos y aunque nunca pudo entrar a un plantel educativo debido a que su familia no tenía los recursos, a viva voz relata que todo lo que sabe es gracias a su conocimiento empírico.

LE SUGERIMOS. Al vallenato se llevará la obra «Cien años de soledad»

Tomás de Aquino

A sus 22 años, Tomás De Aquino, decidió prestar el servicio militar en el Batallón de Infantería Mecanizado No. 5 Córdoba de Santa Marta; allí obtuvo varios cargos, destacándose como uno de los mejores de su escuadrón.

EL AMOR DE SU VIDA FUE CRISTINA VICTORIA AREVALO

De su primera relación nacieron 2 hijos. Muy pronto se separó y se quedó solo con sus dos muchachos, hasta conocer al amor de su vida, Cristina Victoria Arévalo, la que se convirtió en su esposa y madre de sus otros 10 hijos. En total son 12 hijos, (2 fallecidos), que le dejaron 30 nietos, 54 bisnietos y 11 tataranietos.

Pese que Cristina falleció en el año 2015, Tomás la recuerda con ese mismo amor, sentimiento y alegría, lo que refleja el significado en su vida de esta gran mujer.

La mayor parte de su vida se dedicó a las labores del campo en la tierra del ‘Hombre Caimán’, pero tiempo después decidió marcharse junto con su familia al corregimiento de Sampués, municipio de Aracataca. Allí se ganó el cariño de los Sampuesanos, logrando ser presidente de la Junta de Acción Comunal. Durante 20 años estuvo apersonándose de las problemáticas del pueblo, gestionando muchos proyectos de gran importancia para la comunidad. 

Entre el sinnúmero de anécdotas que tiene para contar, Tomás De Aquino relató uno de los acontecimientos históricos de Colombia como lo fue la violencia partidista y el magnicidio de Jorge Eliecer Gaitán.

El transcurrir de su vida fue bohemia. Vivió en diferentes contextos y culturas, pero fue en su paso por Valledupar donde nació la inspiración por componer canciones.

VALLEDUPAR LO INSPIRÓ PARA SER COMPOSITOR

SAMSUNG DIGIMAX A503

Valledupar en todo su esplendor, su naturaleza, cultura, las mujeres hermosas, las principales calles e iconos representativos de la ciudad, lo motivaron a realizar su primera composición, que pasaría a ser un homenaje a la capital mundial del vallenato.

Hoy, a sus 104 años, tiene en su repertorio 31 canciones vallenatas y 7 cristianas, todas oficialmente registradas en su autoría.

Sus letras manejan el estilo del famoso compositor Enrique Diaz, entre otros juglares de la música vallenata, no obstante, sueña con que antes de partir de esta tierra algún artista le dedique atención a sus composiciones se motive a grabarle una de su amplio repertorio.

Tomas, usando un léxico con algunos vestigios de los 40, 50 y 60 resalta que para tener una vida exitosa y duradera debe existir el temor a Dios, comer saludable y obrar bien en todo momento.

Su piel blanca que se resalta a la luz del día deja en evidencia las múltiples venas, manchas y lunares que le han salido por la edad. Sin embargo, la alegría que irradia contagia no solo a su familia sino también a sus vecinos, esos que a diario lo ven sentado en la puerta de su vivienda ubicada en el Barrio Villa del Rosario, sur de Valledupar.

Con su llamativa apariencia capta las miradas de quienes lo ven como un gran ejemplo a seguir, por su alegría, amabilidad, respeto y el sentimiento que aflora, virtudes que han sido clave para su vida longeva.

Por: Sharik Ovalle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: