Opinión: UN RÍO HUERFANO

Por: Juan Pablo Cuello Díaz

UN RÍO HUERFANO. “Basta una gota de agua, una simple gota de agua para albergar las esperanzas de vida “José María Montero Sandoval “

El Río Guatapurí que sirve de afluente para toda una región, nace en la Laguna Curigua a 4400 metros sobre el nivel del mar, riega las tierras Vallenatas desde la Sierra Nevada y desemboca en el Rio Cesar, la cuenca del rio Guatapurí alcanza una superficie de 836 kilómetros cuadrados, con un caudal medio en medio de sus aguas de 11 metros cúbicos por segundo.

UN RÍO HUERFANO

Este afluente ha quedado en el olvidó por varias generaciones y por los alcaldes de la ciudad Valledupar, no se le presta la debida importancia, los dueños de las fincas aledañas sacan la cantidad de agua que les provoque sin un control efectivo por parte de Corpocesar, ha sido invadido en su cauce, lleno de mezclas de concreto y escombros, desechos de las porquerizas y otros tipos de elementos que lo afectan, no hay una administración que en realidad se apersone de esta situación.

LE SUGERIMOS. La mochila Arhuaca, protagonista en Estados Unidos

Está semana el Mello Castro presenta ante el Concejo Municipal de Valledupar el “Proyecto denominado Eco Parque del Rio Guatapuri ”, que más que un proyecto que se presenta para beneficiar a la comunidad, puede traer innumerables consecuencias negativas al Rio y a quienes habitamos la ciudad, es una maqueta de cemento, lo que se refleja en está es hacer una piscina, todo lo que es tierra desaparecería, aumentaría significativamente la temperatura del lugar y traería consecuencias negativas a las especies que habitan en este lugar.

No podemos permitir que la avaricia y las ganas de sacar los recursos de los Vallenatos en proyectos que no son convenientes para la ciudad prosperen, está en manos del Concejo de Valledupar poner en una balanza su beneficio personal con las prebendas que puedan ser recibidas por la aprobación del mismo, ante las consecuencias negativas que se estarían presentando con su ejecución.

Lo que necesita nuestro Rio Guatapurí es que se conserve su estado natural, que se realicen acciones para mitigar el impacto de la contaminación, realizar controles a quienes realicen estás conductas interponer sanciones ejemplarizantes para evitar que se continúen presentando y sacar a quienes lo vienen invadiendo hace muchos años y reubicarlos, pero haciendo un cierre que no permita que presente nuevamente, la siembra de árboles en todo su cauce, entre otras.

Siempre estaré dispuesto a levantar mí voz en contra de las situaciones que puedan afectar a los Vallenatos y a nuestras futuras generaciones, tal vez una sola golondrina no hace verano, pero les dejo la inquietud a ustedes que hacen parte de la Sociedad Vallenata, el pueblo avala a los políticos para que tomen decisiones, pero no podemos dar Vía libre a las decisiones que nos afectan a todos.

Los invito a que estemos atentos a este proyecto, que realicemos las acciones necesarias para impedir que se ejecute de la manera que está planteado, lo que se pretende es buscar obtener una mayor cantidad de recursos en detrimento de nuestro principal ecosistema y de nuestro medio ambiente.

“El día en que extingamos los recursos que nos generan vida, ese día añoraremos hacer lo que pudimos hacer en el momento preciso y terminamos haciéndonos los locos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: