5 alimentos que podrían estar dañando tus riñones

Los riñones son los órganos encargados de filtrar las toxinas de sangre y eliminar los desechos y exceso de líquidos en un proceso que pasa por la vejiga y en el que se produce la orina. Sin embargo, hay alimentos que podrías estar consumiendo sin saber que dañan a tus riñones, te decimos cinco que son los más comunes y por qué deberías tener cuidado.

LE SUGERIMOS. Se conmemora el Día Internacional contra el Cáncer Infantil

1. Bebidas carbonatadas

De acuerdo con un estudio publicado en Epidemiology; el consumo de dos o más bebidas carbonatadas al día incrementa el riesgo de tener cálculos renales, así como de diabetes e hipertensión; dos factores ligados a la insuficiencia renal crónica.

Esto se debe a su alto contenido en ácido fosfórico, una sustancia que modifica el pH de la orina y facilita la formación de piedras en los riñones.

2. Carnes

Las carnes (rojas, de ave o pescado) y productos cárnicos como el huevo, son alimentos con una buena cantidad de proteínas de alto valor biológico; es decir, que cuentan con todos los aminoácidos necesarios para el organismo; por lo que si bien es importante mantener este consumo, debe ser moderado, ya que estos alimentos son los que hacen trabajar más fuerte a los riñones para eliminar las proteínas

3. Sal

La Escuela de Salud Pública de Harvard detalla que al ingerir un exceso de sal, los riñones retienen más agua para disolver este mineral en el torrente sanguíneo.

4. Alimentos enlatados

Aunque son económicos y pueden almacenarse por varios meses, la mayoría de los alimentos enlatados tienen sal añadida que alarga su vida de anaquel; como consecuencia, estos productos poseen grandes cantidades de sodio que podría afectar tus riñones; determina un artículo de la revista médica Advances in Chronic Kidney Disease.

5. Embutidos

Los embutidos o carnes procesadas aumenta en más de un 70% el riesgo de sufrir insuficiencia renal, pues por un lado tenemos el aporte de proteínas; pero por otro, muy importante, el contenido excesivo de sodio, un mineral que daña severamente a los riñones. Consumir en exceso estos alimentos eleva los niveles de ácido úrico, incrementa la excreción de calcio y por ende; fomenta la aparición de cálculos renales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: